VISITA nuestra TIENDA

Desde 1990 enseñamos los principios y hábitos sanos y naturales para una vida sana, consciente, feliz y respetuosa con los animales y la Tierra.

Nuestras enseñanzas provienen del Higienismo (Higiene Vital o Natural),
Veganismo, Psicología y Espiritualidad


ARTÍCULOS HIGIENISTAS Y NOVEDADES

ARTÍCULOS HIGEA

Para visualizar los artículos hay que ser miembr@ de Higea

Este artículo es de lectura gratuita


ES POR TU SEGURIDAD

por Natividad Casado Sierra
X



Natividad Casado Sierra
http://www.higea.org/natividadcasadosierra.html

Me licencié en Filología Clásica porque se me daba bien y me gustaba. Enseñar en un colegio no entraba realmente en mis planes pues en aquella época era demasiado tímida así que opté por dar clases particulares. Durante un tiempo trabajé en la empresa familiar desempeñando diversas tareas administrativas que, posteriormente, me serían muy útiles cuando más adelante fundase con mi hermano José Manuel nuestra propia editorial.

Fascinada por el mundo del cine desde siempre, quise conocerlo más a fondo y estudié varios cursos sobre el tema. Mi interés por el Séptimo Arte me condujo hasta Los Ángeles donde residí un tiempo en un par de ocasiones.

A los 24 años llegó a mis manos un libro titulado «La Antidieta» que cambió radicalmente mi enfoque sobre la nutrición. Queriendo saber más, estudié el mismo curso que habían hecho los autores y obtuve la titulación de Profesora y Experta en Ciencias de la Salud y Nutrición. En él aprendí que la salud es el resultado de un estilo de vida sano y que es importante conocer qué factores favorecen la salud y cuáles no. Entre mi hermano y yo fundamos Higea, una editorial única en su campo pues todas sus publicaciones, cursos y asesoramientos tienen como objetivo difundir el mensaje de que la salud es el derecho de nacimiento de todo ser vivo, derecho que sólo puede ser preservado con la práctica de un estilo de vida acorde a sus adaptaciones biológicas.

Queriendo ahondar en las causas de la enfermedad que van más allá del plano físico, me formé como Terapeuta Energética y aprendí varias técnicas de sanación como el uso de esencias florales, cristales, Reiki, sanación por arquetipos, por los sonidos, por el color etc. Por esta razón, en los últimos años, me he dedicado a conocer más a fondo todo lo referente a la Medicina Vibracional aplicando mis conocimientos sobre sanación energética en plantas, animales y humanos creando fórmulas en las que combino desde esencias florales, cristales, aceites esenciales, aceites vegetales y hierbas. Con estos ingredientes elaboro elixires y también cremas de uso tópico con el fin de reestablecer el equilibrio y la armonía en todo nuestro ser.

Mi atracción por el aspecto más intangible de la existencia es lo que me condujo al estudio de las Ciencias Espirituales y las Ciencias Ocultas porque me transportan a otras dimensiones y me dan acceso a una sabiduría ancestral muy valiosa para comprender mejor el funcionamiento del mundo espiritual y terrenal. De las disciplinas enmarcadas en las Ciencias Ocultas, la Astrología es la que más resuena conmigo porque una carta astral bien interpretada es una herramienta muy valiosa para conocer nuestras potencialidades y nuestras limitaciones y cómo sacar partido de ambas. El Tarot siempre me llamó la atención y he hecho algunos cursos sobre el tema. Para mí es otra herramienta más de autoconocimiento que nos da información inmediata de los bloqueos que nos impiden avanzar y orientaciones de cómo superarlos.

Los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de estos años me han hecho darme cuenta de que un estilo de vida sano requiere la satisfacción de todas nuestras necesidades físicas, afectivas, mentales, energéticas y espirituales si queremos gozar de una Salud Plena.

Publicado el 27-06-2021
ir a Salud



Desde el sábado 26 de junio de 2021 se nos permite pasear de nuevo al aire libre sin mascarilla. Después de meses de restricciones podemos disfrutar, aparentemente, de una pequeña dosis de libertad. Recalco lo de aparente porque desde los medios de comunicación siguen insistiendo en que no podemos bajar la guardia pues cada día aparecen cepas nuevas como por arte de magia y, por supuesto, miles de casos a nivel mundial, etiquetados como contagios. Como resultado mucha gente continúa saliendo con la mascarilla y muchos otros, ni salen. Es un hecho que he podido constatar por mí misma. Tal es el pánico y terror que han infundido en la gente.

Claro que era de esperar. Estos que supuestamente velan por nuestra seguridad, no pueden permitirse que nos descontrolemos y, por eso, nos sueltan la correa un poquito pero sin exagerar, no vaya a ser que se descubra todo el pastel: que nunca ha existido una pandemia y que lo único que siempre han pretendido es meternos el miedo en el cuerpo y en la mente para poder seguir mangoneándonos a su antojo.

Su famoso eslogan «Es por tu seguridad» con el que llevan bombardeándonos continúa, machacona y constantemente desde hace varios meses cuando vamos a cualquier sitio público para tener manga ancha para imponernos restricciones y prohibiciones a diestro y siniestro, es la típica excusa que todos los gobiernos dictatoriales esgrimen para justificar sus actos.

Con el pretexto de esa falsa pandemia están pisoteando y vulnerando constantemente nuestros derechos. Lo último es el famoso «pasaporte sanitario europeo», un arma biopolítica, cuyo único fin es seguir controlándonos aún más y seguir recortando nuestras libertades y nuestros derechos contando con el beneplácito de muchas personas que, aunque admiten que hay muchísimas incongruencias, siguen apoyando a estos malhechores, sometiéndose a ellos como fieles y sumisos corderitos, aceptando toda clase de chantajes como ponerse una vacuna como requisito imprescindible para poder trabajar o viajar con tal de volver a su «antigua normalidad» ignorando el hecho de que esta cesión continúa de sus derechos va a ser su perdición.

Lamentablemente, no se dan cuenta de esta triste verdad o, tal vez, prefieren ignorarla ya que no es algo fácil de aceptar: hace mucho tiempo que la inmensa mayoría de los gobiernos del planeta dejaron de velar por nuestra seguridad y, mucho menos, por nuestro bienestar. Se han apuntado al carro de esta farsa sin hacer preguntas para así poder justificar estas draconianas medidas de «seguridad» argumentando que es la única manera de protegernos de este «virus súper maligno» que supuestamente está arrasando con la mitad del planeta.

Por la única seguridad y bienestar por la que se preocupan es por la de que sus bolsillos estén bien repletos de dinero sin importarles un bledo los daños y perjuicios que esto conlleva. Al fin y al cabo, para esta panda de prepotentes egoístas codiciosos no somos más que carne de cañón con la que experimentar. Daños colaterales en su carrera implacable por dominar y controlar a todo ser viviente que habite este planeta.

Así que basta ya de utilizar la excusa de que todo lo que hacen es por mi seguridad porque es MENTIRA, otra más en la larga lista de patrañas en la que se sustenta esta farsa. Por mi seguridad y, mucho menos por mi bienestar, no están velando:

  • Me imponen el uso de la mascarilla en todas partes impidiéndome respirar, un derecho inalienable de todo ser humano.

  • Me prohíben moverme libremente y relacionarme con otras personas usando un test que ni diagnostica la enfermedad ni nos dice si una persona es contagiosa o no.

  • Me chantajean para ponerme una vacuna como requisito imprescindible si quiero trabajar o viajar, convirtiéndome en una cobaya humana.

  • Me amenazan constantemente con nuevas cepas o futuras pandemias para seguir justificando estas supuestas medidas de seguridad.

Así que ya basta de vendernos la moto de que todas estas medidas restrictivas, insanas y sinsentido son por nuestra seguridad porque no es cierto.

Si de verdad les importase nuestro bienestar, más vale que metiesen mano a la industria alimentaria y a la farmacéutica, entre otras, que se están lucrando a costa de nuestra salud. Si queremos gozar de una salud de hierro, sólo podemos hacer una cosa:

PRACTICAR UN ESTILO DE VIDA SANO ACORDE A NUESTRAS ADAPTACIONES BIOLÓGICAS.


Aviso legal sobre el acceso al servicio de artículos de Higea

Todos los derechos de propiedad industrial e intelectual de www.higea.org, así como de los elementos contenidos en las misma (que incluyen, entre otros, imágenes, sonidos, audio, vídeo, software o textos) pertenecen a la Editorial Higea.

El USUARIO podrá visualizar tales elementos e incluso imprimirlos, copiarlos y almacenarlos en el disco duro de su ordenador o en cualquier otro soporte físico siempre y cuando sea, única y exclusivamente, para su uso personal y privado, quedando, por tanto, terminantemente prohibida su utilización con fines comerciales, su distribución, así como su modificación, alteración o descompilación.

El website www.higea.org advierte que en ningún momento ha estado en su ánimo, ni directa ni indirectamente, prescribir o diagnosticar, tan sólo ofrecer al ususario un conjunto de informaciones útiles en el área de la salud. En el caso de que el usuario hiciera uso de tales informaciones para resolver sus propios problemas de salud, tanto el autor como el editor de este artículo declinan cualquier responsabilidad que pudiera serles atribuida.

Publicidad